Torrijas clásicas

Si por algo me gusta la semana santa, es por los días de descanso y por las torrijas. Los días libres se acercan, pero las torrijas ya las tenemos aquí!!! Cómo una cosa tan simple, como pan empapado en leche, puede estar tan buena? Pues así es, una receta de las de toda la vida que cada año repetimos en casa.

lacucharazul_torrijas_clásicas1  lacucharazul_torrijas_clásicas3

Por aquí ya nos hemos comido la primera tanda. Y vosotros, a que esperáis?

Torrijas clásicas

Preparación: 45′
  Raciones: 18 torrijas
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 1 barra de pan, a poder ser especial para torrijas
  • 1 rama de canela
  • la peladura de medio limón
  • 200 gr azúcar
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 2 huevos
  • aceite de oliva

Receta

En un cazo ponemos la leche con la ramita de canela y la peladura del limón. Tenemos que evitar la parte blanca de la piel del limón, porque amarga bastante. Ponemos a calentar a fuego lento durante unos 5′. Retiramos, añadimos 100 gr de azúcar y removemos hasta que veamos que se ha disuelto el azúcar. Entonces colaremos la mezcla y dejaremos templar. Usad un recipiente amplio para la leche, tened en cuenta que meteremos de una vez varias rebanadas de pan.

Vamos a preparar el resto. Cortamos la barra de pan en rebanadas de unos 2 cm más o menos. En un bol batimos los dos huevos. En un plato añadimos los otros 100 gr de azúcar y mezclamos con las dos cucharaditas de canela en polvo. Preparamos una sartén con aceite de oliva. Por último, cogemos un plato grande y ponemos servilletas para absorber el exceso de aceite de las torrijas una vez fritas.

Ya lo tenemos todo dispuesto sobre la encimera no? Pues empezamos a mancharnos las manos!

Encendemos el fuego, lo ponemos fuerte para que vaya calentando. Cogemos las rebanadas de pan (yo las hago de cuatro en cuatro, que son las que me caben en la sartén), y las introducimos en la leche infusionada con la canela y la piel del limón. Las empapamos bien por ambos lados. Dependiendo del tipo del pan utilizado, absorberá más o menos rápido. Cuidado que no se os rompan!, pero tampoco las dejéis secas. Ahora las sumergimos en el huevo, las embadurnamos bien en él. Y de seguido a la sartén con el aceite caliente. Unos minutos por cada lado, que se nos doren  bien. A continuación las sacamos al plato que tenemos con servilletas, quitamos un poco el aceite y de seguido las llevamos al plato donde tenemos el azúcar y la canela. Chic@s, ésto es como hacer croquetas, pasar la rebanada de pan de plato en plato.

Así andaremos hasta acabar con todas las rebanadas. Aunque puede parecer muy laborioso, no lo es, se hace muy rápido. Mientras se fríen unas, id empapando en la leche otras, y así crearéis una cadena.

Sugerencias y consejos:

El pan especial para hacer torrijas es más que recomendable. El problema más común que se tiene al hacer las torrijas es que el pan se nos desmenuce cuando lo empapamos en la leche. Pero éste es un pan muy denso que podemos empapar tranquilamente porque es muy difícil que se nos rompa. En esta época del año lo encontramos sin problema, así que habrá que aprovechar.

Cuidado con dejarlas demasiado secas por miedo a romperlas. Yo lo que hago es ir comprobándolo de la siguiente manera: las remojo bien, cuando creo que ya están la dejo sobre el plato. Si vemos que no han soltado nada de leche en el plato las mojo otra vez, igual pueden absorber más.

No Comments

  • comment-avatar
    Cati 14 abril, 2014 (13:20)

    Para la leche de las torrijas yo le echo miel, las saco y las paso por huevo y azucar cn canela , mas o menos igual, no ?? los rugelachs de chocolate, bueniiiisimos…

    • comment-avatar
      lacucharazul 14 abril, 2014 (13:25)

      Hola Cati, la verdad que la miel les queda perfectamente a las torrijas. ¡Nos alegra de que te hayan gustado los Rugelachs de chocolate!