Tartaleta de queso y arándanos con cobertura de merengue

Como algunos sabréis el año pasado nos presentamos al concurso de Blogueros Cocineros de Canal Cocina. Pues bien… ¡este año repetimos! Y como no podía ser de otra manera lo hemos hecho con una receta muy dulce, nuestra perdición toootal. Para esta videoreceta especial hemos elegido una tarta que nos vuelve locas, la tarta de queso. Nos chiflan y por ello hemos decido combinarla con otras de nuestras perdiciones, las tartaletas. Da igual que sean dulces o saladas, nos parecen tan bonitas y perfectas que se lo perdonamos todo, y nos las comemos, así a lo loco.

Particularmente esta receta es bien sencillita y por eso os tenéis que animar todos a hacerla. No olvidéis leer bien antes de empezar el último apartado de “Sugerencias y consejos” ya que en el os decimos alguna cosilla interesante de sabre antes de empezar 😉 Por supuesto os dejamos aquí el link de la videoreceta que hemos preparado, eso sí sed benevolentes!!

Tartaleta de queso y arándanos con cobertura de merengue

Preparación: 1h 30′ + reposos en frigo
  Raciones: 8
⥯  Dificultad: media

Ingredientes

Para la masa sable

  • 400 harina común
  • 200 mantequilla fría
  • 125 azúcar blanco
  • 2 huevos M ( o uno XL)
  • sal

Para el relleno

  • 250 gr de queso crema
  • 200 ml nata para montar
  • 70 ml leche
  • 150 gr arándanos
  • 50 gr azúcar
  • 2 hojas gelatina

Para el merengue suizo

  • 4 claras
  • 225 azúcar

Receta

Lo primero que haremos será el mermelada de arándanos ya que se tiene que enfriar. En un cazo ponemos los arándanos con el azúcar y lo ponemos a fuego medio-bajo, iremos removiendo y poco a poco la fruta irá soltando agua formando así nuestra mermelada. No nos llevará más de 8 minutos de cocción, reservamos para que enfríe.

Seguimos con la masa sable. En un bol amplio ponemos los ingredientes secos, harina, azúcar y sal, mezclamos. Ahora añadimos la mantequilla fría cortada a taquitos y con las manos la desmenuzamos hasta conseguir un aspecto arenoso. Después añadiremos los huevos uno a uno y mezclamos. Hacemos una bola, la aplanamos y la envolvemos con film, la metemos en la nevera una media hora.

Pasado ese tiempo sacamos de la nevera y la estiramos sobre un papel vegetal. Forramos el molde elegido con la masa, si se rompe no pasa nada, ponemos trocitos donde se halla roto y y presionamos para que se pegue, quedará genial.  Llevamos al horno precalentado a 165ºC durante 20′ aprox. Tienen que verse un poco doradita. Dejamos enfriar.

Mientras se enfría la masa nos ponemos con el relleno de queso y arándanos, es muy fácil. Lo primero será poner a hidratar las 2 hojas de gelatina en agua fría. Por otro lado montamos la nata.

En un bol ponemos el queso crema y lo batimos un poco para quitarle dureza, ahora añadimos y mezclamos la mermelada de arándanos ya fría, nosotras la hemos colado para quitar las pepitas y pieles consiguiendo una mermelada muy fina y sin trocitos.

Por otro lado calentamos la leche y disolvemos la gelatina escurrida. Vertemos la leche en el bol del queso y arándanos y mezclamos. Por último añadimos la nata montada en dos veces con movimientos envolventes para que no se baje. Ya tenemos la crema lista, así que la ponemos en la tartaleta y repartimos bien, metemos en la nevera para que cuaje la crema.

Por último toca hacer el merengue suizo, para ésto ponemos un bol al baño maría con las claras y el azúcar. Calentamos a fuego bajo para que el agua no hierva y removemos hasta que se disuelva el azúcar. En ese momento quitamos el fuego y batimos con la batidora hasta que se monten. Un merengue bien montado es ese al que le puedes hacer picos que no se caigan.

Cubrimos la tartaleta cuajada con el merengue y decoramos como queramos. Nosotras hemos puesto unos arándanos frescos, unas hojitas de menta y ralladura de limón. Si tenéis soplete podéis quemar el merengue y seguro que quedará muy bonita también.

Lista para servir!

Esperamos que os haya gustado y os animéis a prepararla porque está buena de verdad 😉

 

Sugerencias y consejos:

Con estas cantidades sale una tartaleta bien grande, de 28-30 cm. A nosotras que usamos un molde estrechito nos sobró tanto masa como relleno. Tened previsto otro molde más pequeño para aprovechar lo que sobre.

La crema de queso y arándanos no es muy dulce, lo hacemos a posta ya que encima lleva el merengue y quedaría muy empalagoso. Si por lo que sea decidís no ponerle el merengue agregad más azúcar al relleno.

Si sois un poco vaguetes podéis hacer la típica base de galletas y mantequilla, obviamente no estará tan buena, pero el conjunto os encantará igualmente y así os ahorráis un paso.

GuardarGuardar

2 Comments

  • comment-avatar
    Paloma 21 octubre, 2017 (18:05)

    Estas chicas son la caña

    • comment-avatar
      lacucharazulx2 24 octubre, 2017 (15:26)

      Gracias Paloma!!!