Tarta Saint Honoré

Esta receta la hicimos estando de vacaciones en casa de nuestra madre. Cuando estamos con ella siempre tenemos una lista de recetas, sobre todo postres  <3 .Entre esas recetas estaba esta vistosa y deliciosa tarta Saint Honoré. El nombre de este pastel es en honor al santo patrón de los panaderos y pasteleros, San Honorato de Amiens.

Saint Honore, de origen francés, es un pastel que se hace con profiteroles de masa choux y nata montada, por lo que ya os podéis imaginar lo rico que está. Esta receta que os traemos es nuestra versión fácil para elaborar esta tarta, ya que su receta original es más laboriosa. En nuestra versión los profiteroles los hemos rellenado de crema pastelera, mientras en que la clásica versión se rellena de una mezcla de crema pastelera y merengue italiano.

La base es una masa sablé, masa que recuerda a deliciosas galletas de mantequilla. Nada más os podemos decir, tan sólo que os animéis a prepararla. Su elaboración es sencilla, tenemos que hacer varias elaboraciones por separado y luego hacer el montaje que quizás podría resultar la tarea más difícil.

¡¡Si queréis dejar a vuestros comensales con la boca abierta tenéis que hacer esta tarta Saint Honoré!!

la-cuchara-azul-tarta-saint-honore-2
la-cuchara-azul-tarta-saint-honore-4

 Tarta Saint Honoré

Preparación: 2 horas
  Raciones: 6
⥯  Dificultad: alta

Ingredientes

Para la Choux (profiteroles):

  • 150 gr harina de trigo
  • 125 ml vaso de agua
  • 125 ml leche
  • 5 huevos L
  • 100 gr mantequilla
  • pizca sal

Para la base de masa sablé:

  • 250 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla fría
  • 100 gr de azúcar
  • 1 yema de huevo
  • 3 cucharadas de agua fría
  • 1/2 cucharadita de levadura

Para la crema pastelera:

  • 500 ml leche
  • 4 yemas de huevo
  • 100 gr azúcar
  • 50 gr maicena
  • 1 cucharadita extracto de vainilla

Para el caramelo:

  • 50 ml de agua
    200 gr de azúcar

Para la decoración:

  • 300 ml de nata montada
  • 120 gr de azúcar blanco

Receta

Primero tenemos que hacer la masa sablé que será la base de nuestra tarta, esta masa es la bomba ya que tiene un sabor a mantequilla que recuerda a una galleta. Podéis ver la receta de esta masa sablé en el enlace, nosotras le hemos dado una forma cuadrada, pero podéis hacer la forma como queráis. Para usarla tiene que estar fría así que cuanto antes la hagamos mejor.

la-cuchara-azul-tarta-saint-honore-1ç

También tenemos que hacer la masa de los profiteroles o choux, la receta está aquí. Como nuestra tarta va a ser cuadrada hemos dado forma a los profiteroles de dos maneras, una clásica redonda y otra haciendo líneas del ancho de la base. Ya que estos profiteroles alargados irán encima de masa sablé. Os podéis hacer una idea viendo las fotos de la tarta.

Por otro lado mientras se hornean los profiteroles hacemos la crema pastelera, para usarla en frío. Su elaboración es bien sencilla y podéis ver la receta aquí.

Una vez todo listo tenemos que rellenar los profiteroles redondos y los alargados. Para ello tenemos que poner la crema pastelera en una manga pastelera con una boquilla fina. Nosotras hemos hecho una pequeña incisión con un cuchillo por el que lo hemos rellenado.

Una vez tenemos todo listo, hay que hacer el caramelo, para ello simplemente ponemos los ingredientes en un cazo, y dejar que se dore el azúcar. Una vez en su punto apartar y reservar.

la-cuchara-azul-tarta-saint-honore

¡Montemos la tarta! Para ello poner en el plato en que queramos presentarlo o sobre papel vegetal la base sablé. A continuación coger tres profiteroles alargados y con ayuda de unas pinzas bañarles la parte superior y la inferior. El caramelo hará de “pegamento” para que no se muevan. Nosotras hemos puesto tres profiteroles, uno en cada extremo y otro en el centro. A continuación con la crema pastelera en una manga pastelera y una boquilla sencilla rellenar los huecos que hemos dejado libres.

Ahora es el turno de los profiteroles redondos, para ello hemos repetido la misma operación que con los alargados. Le hemos bañado en caramelo la base y la parte superior y los hemos dispuesto sobre los alargados como podéis ver en las fotos.

Ahora tan sólo nos queda montar la nata, que debe estar bien fría en la nevera, además el bol y las varillas también deberían estar frías. Empezar a montar la nata, pasado un minuto añadir el azúcar y terminar de montar.

Decorar la parte superior de la tarta con la nata en una manga pastelera con la boquilla que elijamos, para terminar hemos hecho unos hilos de caramelo. Para hacerlos tan solo tenemos que tener el caramelo en un estado que cuando levantemos la cuchara se quede un hilo que cogeremos estiraremos, y daremos forma.

¡Y voilá!

No Comments

  • comment-avatar
    home&run 9 agosto, 2016 (16:17)

    Me encanta este postreeeee!!!!!espectacular GRACIASSSSSS! !!!Te ha quedado genial!

  • comment-avatar
    home&run 9 agosto, 2016 (16:18)

    Me encanta este postreeeee mil graciasssssssss. Tengo que hacerlo!!!!!!!!!

    • comment-avatar
      lacucharazul 9 agosto, 2016 (20:33)

      Hola!! nos encanta que te encante 😉 Cuando lo hagas nos cuentas vale? un saludo y gracias a ti