Sopa de col

Se acabaron las comidas copiosas!! Y al menos por unos días el cuerpo nos pide comer más limpio ¿No creéis? Pues una sopita para cenar es mano de santo. Así que manos a la obra!! Hoy vamos a hacer una Sopa de col, es muy sabrosa y la mar de fácil. Hacemos bien de cantidad para un par de días y cena resuelta 😉

DSC_0289.NEF

Lo único que necesitamos hacer antes es el caldo de pollo, aunque también lo podemos comprar hecho. Eso si, un caldo casero es un caldo casero, y no nos cuesta nada, así que os explicamos como hacerlo y matamos dos pájaros de un tiro.

 Sopa de col

Preparación: 30′
  Raciones: 8
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

Para el caldo de pollo

  • 2 carcasas de pollo
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • pimienta en grano
  • laurel
  • perejil
  • agua

Para la sopa de col

  • 1 litro caldo de pollo
  • 1 litro de agua
  • 1 cebolla
  • 1/2 kg col
  • 2 ajos
  • aceite de oliva
  • perejil
  • sal

DSC_0287.NEF

Receta

Empezamos con el caldo de pollo, lo ideal es hacerlo un día antes, así lo dejamos reposar en la nevera y podremos desgrasarlo perfectamente antes de utilizarlo.

En la olla exprés ponemos las carcasas de pollo, y las verduras lavadas y enteras, no hace falta trocear. Unos granos de pimienta y 2 hojas de laurel. Ahora llenamos la olla de agua y tapamos. Coceremos unos 15′. Cuando esté listo colamos el caldo para quitar impurezas y dejamos enfriar. Guardamos en la nevera hasta que  lo vayamos a usar. Cuando el caldo se enfría se forma una capa grasa en la superficie, la quitamos fácilmente con una cuchara, así tendremos un caldo perfectamente desgrasado.

Para hacer la sopa de col cogemos una olla y le ponemos un chorrito de aceite de oliva. Laminamos los ajos y los doramos, cuando estén añadimos la cebolla cortada en juliana y rehogamos un poco. Cuando empiece a estar transparente ponemos la col cortada también en juliana, le damos unas vueltitas para que se sofría un poco.

Ahora ponemos el caldo y el agua, una pizca de sal y de perejil seco. Dejamos cocer unos 20′ más o menos, hasta que la col esté blanda.

Y listo!! Ya tenemos nuestra sopa lista, esperamos que os guste.

Notas:

Utilizamos mitad caldo y mitad agua para que no predomine el sabor del caldo de pollo. La col nos dará el sabor que necesitamos en esta sopa.

Un caldo casero nos aguanta en la nevera unos 4 días perfectamente. Aprovechad y haced una buena cantidad, podéis hacer más sopas o usarlo como base para un arroz por ejemplo. Además se puede congelar.

 

 

 

No Comments