Solomillo de cerdo asado con piña

Yo soy muy fans de los platos de carne con un toque dulce o agridulce. Esta receta es un ejemplo de ello ya que os proponemos hacer una salsa para pintar el solomillo a base del jugo de la piña. El resultado es un sabor dulce que combina a la perfección con el cerdo. También puede quedarle bien ponerle zumo de naranja o mermelada de naranja amarga… mmnn delicioso. Para acompañar tan sólo basta con poner un poquito de ensalada y lissto!!

Solomillo de cerdo asado con piña

Preparación: 60′
Raciones: 2
Dificultad: baja

Ingredientes

  • 2 solomillos de cerdo pequeños (300 gr unidad)
  • 1 lata de piña en su jugo (220 gr)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cuchara de miel
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 diente de ajo
  • pimienta y sal

Receta

Comencemos preparando el solomillo, por lo general nos lo venden limpio en la carnicería pero si lo comprais envasado sin opción a que os lo preparen tendréis que limpiarlo un poquito. Para ello tan sólo tendréis que con un cuchillo afilado quitarle las partes blancas fibrosas. Por lo general tendrán un poco, pero si tenéis oportunidad de que os lo quite el carnicero pues mejor.

Poner el solomillo sobre una tabla o superficie de trabajo y salpimentar bien por todas sus partes.Pásalo a una sartén con un poquito de aceite y dóralo por todas sus caras con un fuego alto. Una vez que esté dorado lo pondremos en un molde para el horno durante 1 hora a 180ºC , como normal general por cada kilo de carne tendremos que hornearlo durante 40 minutos.

Mientras hornemoas vamos a hacer una salsa extra rica para poder pintar nuestro solomillo. Esta salsa la usaremos cuando tan solo nos quede 10 minutos para sacarlo del horno coged la brocha y a pintar! En un bol añadiremos el azúcar moreno, la miel, un diente de ajo triturado, 4 cucharadas de jugo de la lata de piña, la mostaza, remover bien y pintar con esta salsa el solomillo de cerdo.

Cuando queden apenas 3 minutos para que acabe el horneado pintaremos de nuevo nuestro solomillo y subiremos la potencia a 220ºC. En este ratito nuestro solomillo quedará brillante y lacado. ¡Listo!

Mientras tanto preparemos la piña. Para ello coloca las rodajas de piña en la misma bandeja del horno de antes, y salsea con nuestra salsa. Hornea durante 3 o 4 minutos a 180ºC, cuidado que no se nos queme! Para emplatar nosotras hemos cortado la piña en cuartos y las primeras rodajas del solomillo, las hemos intercalado manteniendo todo caliente para que no se nos enfrie. Añadir un poquito de sal gorda por encima y a comer 😉

Ya podemos presentar nuestro solomillo, ¡está delicioso!

Sugerencias y consejos

Sugerimos emplatarlo como os enseñamos en las fotografías. Si es solomillo os ha quedado algo seco es perfecto presentarlo así, ya que el solomillo quedará más jugoso al humedecerse con la piña.

No Comments