Salsa brava

¡Volvemos con receta fácil! Vivir en Granada es tapear, y tapear es… ¡patatas con salsa brava!
Esta versión tiene un toque picante ligth, pero tranquilos, también tenemos para los más “picantones” ; )

la_cuchara_azul_patatas_salsa_brava_0 copia  la_cuchara_azul_patatas_salsa_brava_2

Salsa brava

Preparación: 40′
  Raciones: —
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 500 gr de tomate natural triturado
  • 1 cabeza de ajos pelados enteros
  • 1 cebolla picada
  • 5 chilis (frescos o secos)
  • 1/4 de vaso de vino blanco
  • un poco de pimiento choricero
  • sal/aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de comino en grano
  • 1 cucharadita de pimentón de la vera picante
  • 1 cucharada de orégano seco (yo esta vez lo he sustituido por eneldo fresco)

Receta

la_cuchara_azul_patatas_salsa_brava_3

Salsa brava

Para empezar ponemos una cacerola tamaño mediano a calentar con un chorrito de aceite. Cuando esté caliente, añadimos los ajos y los doramos, removiendo de vez en cuando. Añadir los chilis y la cebolla. Después de 5 minutos, cuando esté blandita y casi transparente, incorporamos el pimiento choricero, y el pimentón picante. Dejamos a fuego medio durante 5 minutos más.

Para ir acabando tan solo nos queda añadir el comino, la hoja de laurel, y el vinagre blanco. Dejaremos que se reduzca el vinagre, esto nos puede llevar cerca de 10 minutos. Pasado este tiempo, trituraremos todo lo que tengamos en la cacerola. En este momento hay que tener en cuenta que tenemos 5 chilis en la cacerola, así pues, ¡Atención! Si no queremos que se nos quede muy picante podemos dejar un chili o dos, y sacar el resto.

Una vez ya triturado en la cacerola, le añadimos el tomate natural junto con un chorrito de aceite. Solo nos queda, dejar freír el tomate y rociarle orégano, eneldo o la hierba fresca que más os guste.

¡Ahora, a freir patatas!

Sugerencias y consejos:

Insisto. Tened en cuenta el grado de picante que queréis, si no buscáis una salsa muy picante, a la hora de triturar debemos retirar al menos tres chilis o los que queramos.

Si sois unos apasionados de la salsa brava o de las salsas en general como nosotras, podéis hacer salsa brava y embotarla. ¡Será genial tener esta delicia en la despensa!

¿A qué podemos añadir la salsa? A nosotras nos gusta para las clásicas patatas fritas y para “bombas” de patata cocida, pero también podemos usarlas para acompañar cualquier otro aperitivo.

No Comments

  • comment-avatar
    June 29 abril, 2014 (10:48)

    Pero q ricas, las bravas son mi debilidad y esa salsa tiene que estar de muerte!!!

    • comment-avatar
      lacucharazul 29 abril, 2014 (11:22)

      Gracias June, la verdad que queda muy rica, yo la realizo en cantidad. Y tengo un par de raciones más en la nevera!! No olvides modificar al gusto el picante.

  • comment-avatar
    Rebeka 29 abril, 2014 (12:11)

    Una de patatas por favor! Sin picante, eso si 😉

  • comment-avatar
    Maider 29 abril, 2014 (12:39)

    Me encanta!!! Además nosotros somos “picantones”, así que la haré seguro 🙂