Risotto de champiñones

El risotto es una de las recetas italianas más conocidas. Los ingredientes pueden ser muchos, pero el método es siempre el mismo. Dorar el arroz con aceite o mantequilla y después ir añadiendo caldo poco a poco. Siguiendo estos pasos conseguiremos un arroz cremoso perfecto. Éste es un risotto básico al que le hemos añadido champiñones y un poquito de beicon. Así que partiendo de esta base ¡Imaginación al poder!

Pero si eres muy de Risottos aquí tienes más recetas.

Risotto de champiñones

Preparación: 30′
  Raciones: 4
Dificultad: media

Ingredientes

  • 400 gr arroz redondo
  • 300 gr de champiñones
  • 1 litro de caldo
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • vino blanco
  • queso parmesano
  • 1 loncha gruesa de beicon (opcional)
  • aceite de oliva
  • mantequilla
  • sal

Receta

En una cazuela ponemos un chorrito de aceite de oliva. Si le ponemos beicon lo primero será rehogarlo en taquitos. Después cortamos el ajo y la cebolla en trozos pequeños, salamos y los rehogamos durante unos minutos.

Cuando lo tengamos listo vamos a añadir el arroz y lo vamos a remover para que se impregne bien del aceite. Añadimos un chorrito de vino blanco, removemos y dejamos cocinando  hasta que reduzca para que se evapore el alcohol.

Mientras tanto ponemos el caldo a calentar en otro cazo y cortamos en láminas nuestros champiñones bien limpios. Cuando el vino se haya evaporado añadimos los champiñones.

Es el momento de empezar a añadir el caldo, lo haremos poco a poco, de cucharón a cucharón. Añadimos un poco, removemos con una cuchara de madera y esperamos a que reduzca, entonces añadiremos otro, así sucesivamente. No esperéis a que esté seco, no vaya a ser que se nos pegue.

Probaremos por si hay que añadir sal. El proceso de cocción nos llevará unos 20′ mas o menos. En principio con esa cantidad de caldo tenemos suficiente pero puede variar en función del arroz, o de la temperatura de cocción que haga que se evapore más o menos. El caso es que si te falta caldo siempre puedes poner algo de agua caliente hasta alcanzar el punto de cocción del arroz. Tengo que reconocer que a veces, si tengo menos tiempo o menos paciencia , en vez de cucharón a cucharón lo hago de vaso en vaso, pero no se lo digáis a nadie… lo ideal es hacerlo como os digo, así saldrá más cremoso.

Una vez el arroz está en su punto  lo apartamos del fuego, le añadimos un poquito de mantequilla y el queso parmesano rallado.

Espero que os guste.

Sugerencias y consejos:

La elección del arroz es fundamental. El adecuado es el de grano corto, redondo, bomba… Nunca debemos usar un arroz largo ni vaporizado, porque éstos tienen menos poder de absorción y además desprenden menos almidón. El almidón del arroz es el que favorece que se cree la mezcla cremosa perfecta.

El punto de cocción también es importante. En 20 minutos suele estar listo, pero mejor comprobarlo. El grano debe de estar un poquito duro por dentro, y tierno por fuera. Si nos pasamos podemos convertirlo en una pasta…

Si es plato único vamos a calcular a 100 gr de arroz por persona. Yo normalmente cocino para dos, y si hago risotto es para acompañarlo con alguna carne a la plancha. De ser así reduzco las cantidades, con 150 gr de arroz y 350 ml de caldo sería suficiente.

No Comments