Pasta fresca de espinacas

Como ya sabéis en casa nos encanta trabajar las masas, ya sean para hacer panes, bollería, bases dulces o saladas… Y como no, la Pasta Fresca!! La pasta fresca nada tiene que ver con la seca, es mucho más rica, tiene más sabor, y aunque sale más cara que la pasta seca merece la pena comprarla de vez en cuando. Pues si la comprada está buena la que podemos hacer en casa es mucho mejor!!

Y aunque os pueda parecer lo contrario no es nada difícil ya que es una masa muy manejable y elástica que no se rompe ni pega.

Aunque no somos unas expertas haciendo pasta fresca si es cierto que la hacemos a menudo. Tenemos publicadas dos recetas, la Pasta fresca al huevo normal, y la Pasta fresca de tomate, con un bonito color rojo. Nos quedan unas cuantas más por hacer, pero esta vez nos hemos animado con la verde, Pasta fresca de Espinacas.

Como no sabíamos como “incorporar” las espinacas estuvimos buscando recetas por internet, y una foto nos llamó poderosamente la atención…Una foto de El Oso con Botas. La pasta que nos presenta es de un intenso color verde que nos enamoró, el truco: triturar las espinacas en crudo. Y así lo hicimos. Aunque hemos modificado las cantidades de los ingredientes para hacerlo según nuestras recetas de pasta fresca si que hemos hecho caso de su consejo, y hemos obtenido una pasta fresca preciosa y riquísima!! Gracias El Oso con Botas por compartir su sabiduría 😉

Bueno, vamos con la receta no?

lacucharazul_pasta_espinacas_9

Pasta fresca de espinacas

Preparación: 1h 30
  Raciones: 4
⥯  Dificultad: media-baja

Ingredientes

  • 450 gr harina
  • 2 huevos enteros
  • 2 yemas
  • 115 gr espinacas frescas
  • 2 cucharadas aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal

Receta

Empezamos a elaborar nuestra pasta de espinacas. Para esto ponemos  las espinacas crudas en el vaso de la batidora, ahora añadimos los dos huevos enteros y batimos bien hasta conseguir una crema fina.

lacucharazul_pasta_espinacas_12 lacucharazul_pasta_espinacas_11

Por otro lado, ponemos la harina en un bol amplio, hacemos un hueco en el centro y ponemos una cucharadita de sal, dos cucharadas de aceite de oliva y las 2 yemas. Ahora vertemos la “crema” de espinacas. Con los dedos empezamos a mezclar, cuando la masa esté manejable la ponemos sobre la encimera y la trabajamos unos minutos. Lo suyo es amasarla unos 10′ aproximadamente, tenemos que conseguir una masa lisita.

lacucharazul_pasta_espinacas_10 lacucharazul_pasta_espinacas_9

Si tenemos amasadora mejor que mejor, así no nos cansamos. Nosotras usamos la panificadora para los amasados, programamos un amasado de 15′ y la masa queda perfecta.

Una vez lista la hacemos una bola y la envolvemos en film de cocina y la dejamos reposar unos 30′ a temperatura ambiente.

Ya tenemos la pasta lista para darle forma, ahora toca decidirse por cual.

En la receta Raviolis de jamón, queso y nueces podéis ver como hacer los raviolis, en la de Pasta fresca de tomate os enseñamos una manera muy fácil de hacer tallarines sin mandolina.

Pero hoy nos ha dado por la mandolina, y hemos estado la mar de entretenidas. La mandolina es muy fácil de usar y te permite tener una masa con el mismo grosor por todas partes. Además de ir afinándola poco a poco (para esto tiene una ruleta con números) también la podemos cortar o bien en plan Espaguetti o bien como Tallarines.

lacucharazul_pasta_espinacas_8 lacucharazul_pasta_espinacas_6

Nosotras la hemos estirado y hemos hecho planchas de lasaña, las cuales han ido directamente al congelador para una futura receta, y tallarines, que nos han servido para comer hoy.

lacucharazul_pasta_espinacas_3 lacucharazul_pasta_espinacas_7

Una vez cortada hay que cocerla. Ponemos una olla con agua abundante y sal. Cocemos unos 4-5 minutos, como veis mucho menos que la pasta seca, aunque dependerá del grosor de nuestra pasta, así que probadla, si está lista no sabrá a harina cruda.

lacucharazul_pasta_espinacas_2 lacucharazul_pasta_espinacas_13

Pues listo, ya sabéis como hacer pasta fresca de espinacas. Así que el próximo día lluvioso que os vayáis a quedar en casa podréis disfrutar de un buen plato de pasta.

Hasta otro día!!

Sugerencias y consejos:

  1. Como pasa con todas las masas hay que tener en cuenta que las harinas no absorben igual. Tened la harina a mano pos si hay que añadir un pelín más. En el caso contrario batid un huevo y añadir lo que haga falta.
  2. Si hacemos masa de sobra podemos congelarla en crudo. La hacemos una bola, la liamos bien en film y al congelador. Es más recomendable que dejarla en la nevera ya que al tener huevo fresco se estropeará pronto.
  3. Si habíamos congelado la pasta ya cortada para usar la podemos meter en el agua de cocción directamente sin esperar a que se descongele.

 

 

4 Comments

  • comment-avatar
    Alberto Belmonte 23 Febrero, 2016 (23:52)

    La pasta fresca casera es espectacular, no hay color comparada con la que se suele comprar. ¡Excelente entrada, Un saludo!

    • comment-avatar
      lacucharazul 24 Febrero, 2016 (20:18)

      Gracias Alberto, tienes toda la razón, quien no la ha probado no sabe lo que se pierde y la verdad es que no cuesta tanto. Un día lluvioso a a disfrutar de un buen plato de pasta!

  • comment-avatar
    santiagoduartem 24 Febrero, 2016 (10:31)

    Hola, wow! Que fotos tan bonitas tienes. Me encanta además hacer pasta casera. No he hecho de espinacas pero ya me lo apunto solo por el hambre que me ha dado ver tu pasta casera de espinacas. Enhorabuena! A ver si un día hago fotos como tu. 😉

    • comment-avatar
      lacucharazul 24 Febrero, 2016 (20:26)

      Santiago muchas gracias!! La pasta casera nos gusta mucho y esta de espinacas tiene un color maravilloso. Nos encanta que te haya gustado la receta y gracias por lo de las fotos!! En ese aspecto vamos mejorando;) Si te animas a hacerla nos cuentas vale? Un saludo y gracias por andar por aquí.