Pan de Cebolla Frita

Nos gusta más una masa que a un tonto un lápiz, y las de pan las trabajamos prácticamente todas las semanas. Este pan de cebolla frita lo hacemos muy a menudo, nos encanta su sabor  y tiene una textura muy tierna. Esta vez hemos usado cebolla frita, de esa que venden ya frita en paquetes, pero si la encontráis deshidratada mucho mejor, aportará el mismo sabor y mucha menos grasa.

La verdad es que casi siempre que hago panes uso el molde alargado tipo “plum cake” porque me resulta cómodo. En primer lugar por la masa, da igual que tipo de masa sea, más o menos pegajosa, con dejarla dentro forma dada. Por otro lado porque queda un pan ideal para cortar a rebanadas, cortes regulares para sandwiches perfectos!

Pues vamos a hacer pan no? A por la receta!!

pan-cebolla-la-cuchara-azul-7

 

 Pan de cebolla frita

Preparación: 4h aprox
  Raciones: 1 pan de 750 gr
⥯  Dificultad: media-baja

Ingredientes

  • 500 gr harina trigo
  • 12 gr levadura fresca
  • 300 gr agua
  • 12 gr sal
  • 4 cucharadas cebolla frita
  • 1 cucharada de miel (opcional)

pan-cebolla-la-cuchara-azul-5

Receta

Empezamos con nuestro pan elaborado de forma manual. Cogemos un bol bien hermoso  y ponemos la harina, añadimos la sal y mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y vertemos el agua, mejor si está tibia, disolvemos la levadura en el agua tibia y añadimos la cucharada de miel (la cebolla frita la pondremos después)  Ahora con las manos empezamos a mezclar los ingredientes, una vez mezclados dejamos reposar al menos 15′, así la masa será más fácil de amasar.

Momento de amasar. Volcamos la masa sobre la encimera y amasamos durante unos 10-15′. También podemos hacerlo en tandas, amasamos 2-3′, reposo de 10′, amasamos otros 2-3′, reposo de 10′, así hasta 3 veces. Lo hagamos como lo hagamos tenemos que conseguir una masa lisa y manejable. Un indicativo de que la masa está bien amasada es cuando supera la prueba de la membrana (estirar la masa sin que se rompa) lo podéis ver en la receta del Brioche de Fresa que publicamos la semana pasada.

Amasado acabado, ahora dejamos la masa en un bol engrasado y dejamos levar. El primer fermentado durará unas dos horas más o menos.

Si tenemos panificadora lo tenemos “chupao”. Primero pondremos los elementos líquidos y después los sólidos, la levadura la ponemos con el agua, al fondo, así se irá disolviendo. En este caso añadimos la cebolla desde el principio. Hemos usado el programa de masas, engloba amasado y levado. Este programa nos ahorra bastante trabajo, el amasado lo hace a la perfección, y además le da la temperatura que necesita nuestra masa para hacer el primer levado más rápidamente.

pan-cebolla-la-cuchara-azul-

Pan de cebolla en la cubeta de la panificadora tras la 1ª fermentación.

Perfecto, nuestra masa ha levado, está hinchadita, ahora enharinamos un poco la encimera y la volcamos con cuidado, la aplastamos para quitarle el gas y de paso de damos forma rectangular.

Si hemos hecho la masa a mano tenemos que ponerle la cebolla, que no se nos olvide!! Estiramos la masa, repartimos la cebolla y amasamos un poco para integrar. Ahora está lista para darle forma.

Nosotras le hemos dado forma alargada para poder meterla en el molde, para ésto la hemos enrollado sobre si misma, metiendo a su vez los laterales hacia adentro. En las fotos podréis verlo bien.

pan-cebolla-la-cuchara-azul-1 pan-cebolla-la-cuchara-azul-2

Ponemos nuestro pan de cebolla en el molde que vayamos a usar, antes lo habremos engrasado con aceite de oliva para que el pan no se nos pegue.

Lo dejaremos reposar de nuevo, toca el 2º fermentado. Esta vez nos llevará menos tiempo, nuestra levadura está activa y corre que se las pela!!

Pan dispuesto en el molde listo para el 2º fermentado.

Pan dispuesto en el molde listo para el 2º fermentado.

Pasadas 1 o 1,30 horas nuestro pan de cebolla ha doblado su volumen y está la mar de esponjoso. Ahora si que está listo para el horneado.

Pan listo para meter en el horno.

Pan perfecto para meter en el horno.

Lo introducimos el pan en el horno que habremos pre-calentado a 210ºC. Horneamos durante unos 35′ más o menos. Para saber si un pan está bien horneado basta con darle unos golpecitos en la base, tiene que sonar a hueco.

Marchando un pan de cebolla frita!!

rebanadas de pan de cebolla frita

Unas rebanadas de este pan listo para comer

Notas:

La cebolla frita es fácil de encontrar, en cualquier supermercado la veréis. Aun así os comento que yo la compro en la tienda TIGER, si, esa tienda que tienen cosas tan chulis. Pues tienen unos tarros de cebolla frita a muy buen precio, por si tenéis una cerca y queréis aprovechar.

Vamos a usar una harina normal, no hace falta que sea de fuerza ya que no es una masa enriquecida (las que llevan huevos, mantequilla, aceite…)

Me gusta usar miel en algunos panes, ésto hace que tenga el toque dulzón típico de los panes de molde.

Los tiempos de levado son orientativos, depende de la temperatura que tengamos en casa.

 

2 Comments

  • comment-avatar
    Mirta Porley 14 mayo, 2016 (01:14)

    Me encanto esta receta de pan voy a intentar prepararlo este fin de semana,se ve delicioso.Saludos