Natillas caseras

Esta receta tiene el sabor de las clásica natillas, pero con un poco de cambio, ya que no añadimos tanto huevo y aprovechamos la acción de la maicena para espesar las natillas. Por lo demás, tendremos los suaves sabores de la canela, la vainilla y por supuesto del huevo. Estas natillas las elaboré para acompañar al fantástico Crumble de fresas.

natillas

Natillas

Natillas

Preparación: 30′
  Raciones: 4
Dificultad: baja

Ingredientes

  • 4 yemas de huevo
  • 1/2 litro de leche
  • 1 sobrecito o dos cucharaditas de azúcar avainillada
  • 1 rama de canela y canela en polvo
  • 5 cucharadas de azúcar blanco
  • 1 cucharada de Maizena

Receta

Para empezar, tenemos que verter la leche en un cazo con la rama de canela. Hervimos durante unos 5′ y retiramos.

Por otro lado, en un bol juntamos el azúcar blanco y el azúcar avainillado con las 4 yemas y batimos. Cuando la mezcla sea homogénea, añadimos la maicena y volvemos a batir. Ahora, vertemos la leche y batimos de nuevo.

Por último, ponemos nuestra mezcla en un cazo y removemos constantemente hasta que, poco a poco, vaya espesando. No es necesario ni bueno que rompan a hervir.

Ya sólo quedaría verter las natillas en cuencos individuales, espolvorearle canela en polvo y poner alguna galleta. Dejar enfriar y… ¡a comer!

Sugerencias y consejos:

Personalmente me gusta añadir la maicena y así saber que van a quedar con una textura perfecta.

Para los amantes del sabor de la vainilla, como yo, es ideal añadir una vaina de vainilla abierta por la mitad en el primer paso, al infusionar la leche con la canela.

GuardarGuardar

No Comments