Mermelada de fresa

Hacer mermelada con la fruta de temporada es algo fantástico, es una buena forma de aprovechar y hacer algo totalmente natural, sin aditivos ni conservantes, y probablemente con más sabor que una comprada. Lo mejor de todo es envasarla esterilizando botes para conservas. Con ello te aseguras un buen fondo de despensa, para desayunos o meriendas, o como en esta ocasión, ¡para cubrir un buen pastel de queso!

lacucharazul_1mermelada_fresa

 

Mermelada de fresa

Preparación: 1h 15′
  Raciones: —
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 kg de fresas
  • 1/2 kg de azúcar
  • el zumo de un limón

Receta

¿Sencillo no? Comencemos limpiando y cortando las fresas. Cuando estén listas las cubrimos con el azúcar y el zumo de limón, removemos y dejamos macerar al menos durante dos horas.

Ahora sólo nos queda la cocción. Ponemos en una pequeña olla las fresas y cocemos a fuego fuerte durante los 8-10 primeros minutos, removiendo continuamente. Pasado este tiempo, bajamos el fuego y lo ponemos más suave. Tardará en hacerse como mínimo 1 hora. Sabremos que está en su punto por el brillo, el color vivo y la textura. Para eso podemos coger una cucharadita de mermelada, la ponemos en un plato, la dejamos enfriar y así podremos comprobar si tiene la consistencia de  mermelada que estamos buscando.

Una vez lista la mermelada, es opcional pasarla por la batidora para darle una textura más fina. A mí personalmente me gusta encontrarme trocitos de fruta.

Sugerencias y consejos:

Dependiendo de la acidez de la fruta, echaremos más o menos azúcar. Normalmente suele ser la mitad de azúcar que de fruta.

Es importante no pasarse con el azúcar para evitar que se nos pueda cristalizar la mermelada.

1 Comment