Galletas de pistachos y limón (sin huevo ni leche)

Si os gustan las recetas súper sencillas y fáciles pero que estén buenísimas ésta es vuestra receta. Además no lleva en su elaboración leche ni huevos, que a nosotras eso no puede dar un poco igual por que no sufrimos ninguna intolerancia alimentaria, pero es seguro que a muchos les vendrá bien tener una receta apta para su dieta.

Galletas de pistachos y limón (sin huevo ni leche)

Preparación: 1h 40′
  Raciones: 18-20 raciones
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 100 gr de pistachos
  • 300 gr harina de trigo
  • 200 gr de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de pasta de vainilla
  • 100 gr azúcar moreno
  • la ralladura de 2 limones
  • zumo de 1/2 limón
  • 6 cucharadas de aceite de oliva (aprox)
  • una pizca de sal

Receta

Comencemos pelando los pistachos, quítale la cáscara. Lo suyo sería usar pistachos que no estén previamente tostados, es decir naturales. Pero por misterios de la vida los pistachos naturales son más caros que los que están tostados… En fin, los hemos comprado tostados, no importa. Una vez sin la cáscara pesarán menos, pero eso tampoco importa! Pasar los pistachos por una picadora para que se nos queden a trocitos.

Para esta receta lo suyo sería usar azúcar glass, pero como preferimos no usar azúcar blanca cuando la receta permite variaciones usamos azúcar moreno. En esta ocasión lo hemos pasado por una picadora que nos ha convertido el azúcar moreno en azúcar moreno glass. No sé si existe ese último término 😉 ¡Sigamos!

En un bol añadir tooooodos los ingredientes y metiendo la mano hacemos una masa homogénea, si veis que os falta un poquito de líquido que haga unión podéis añadir un poquito de aceite más. La mantequilla por supuesto tiene que ir a temperatura ambiente, si no la tienes así bastará con meterla un minuto en el microondas. Una vez todo amasado pondremos la masa sobre un film de cocina que cerraremos cual caramelo, alargando la masa y dejándola en forma cilíndrica. ¡Listo! Deja reposar la masa en la nevera durante una hora para que la mantequilla se ponga otra vez dura y cortemos fácilmente las galletas.

Pasada la hora pondremos el horno a precalentar a 180ºC. Mientras tanto sacar la masa del film y con un cuchillo ir contando las rodajitas de galleta de 1 cm de grosor. Ponlas sobre la bandeja de horno con papel de hornear, reparte un poco de azúcar sobre las galletas y hornea durante 25 minutos a 150ºC. Sabrás que están listas cuando los bordes estén ligeramente tostados pero el centro aún conserve el mismo color que antes de hornear. No debes esperar que se pongan duras en el horno, al sacarlas deben estar un poco blandas, al enfriar quedarán duras y crujientes.

 

Sugerencias y consejos:

Podemos añadirle semillas de amapola. Si no nos gusta demasiado el limón podemos añadirle naranja en vez de limón.

En cuanto al tiempo de horneado y temperatura tenemos que decir que esto depende del horno…En el horno de Ana así quedaron genial, en el de Asu, un poco mas vaguete, las pusimos a 170º durante 30′. Probad la primera hornada a 150º y ya vais viendo como quedan.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

2 Comments

  • comment-avatar
    Patricia | Tasty details 22 septiembre, 2017 (10:10)

    Qué originales! Tienen que estar súper ricas 🙂

    • comment-avatar
      lacucharazulx2 26 septiembre, 2017 (14:19)

      Estaban para morirse, vamos hasta la masa en crudo nos comíamos, no te digo más 😉