Carne con tomate

Cuando voy a pasar unos días a casa de mis padres lo primero que me pregunta mi madre es que me apetece comer y ,entre otras cosas, su carne con tomate no puede faltar. Es una de esas recetas que aunque la hagas exactamente como te ha explicado tu madre el resultado no es igual, o será que sabe mejor cuando sabes que es ella quien te lo prepara.

Tendré que practicar más. De todos modos no me sale nada mal, así que vamos a ponernos con la receta ahora mismo.

Carne con tomate

Preparación: 50′
Raciones: 4
Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 kg carne magra de cerdo (usamos lomo de cerdo)
  • 1,200 kg de tomate natural triturado
  • pimientos verdes
  • aceite de oliva
  • sal
  • azúcar

Receta

En una olla ponemos aceite hasta cubrir el fondo. Troceamos la carne por igual y cuando el aceite esté caliente la ponemos en la olla. Vamos a dorar la carne a fuego medio. No queremos cocinarla del todo, solo darle un poco color y sellarla para que durante la cocción no nos pierda los jugos. En unos minutos la tendremos lista. Será entonces cuando pongamos el tomate triturado, bajamos a fuego lento y salamos. Además de la sal vamos a añadir un poco de azúcar para quitar la acidez del tomate. Ahora toca cocer, hay que dejarla unos 30′ cociendo a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

Mientras tanto vamos a preparar los pimientos. Se lavan y se secan bien. Los vamos a cortar a lo largo y en una sartén con aceite caliente los freiremos. Cuidado con que el aceite no esté demasiado caliente porque la piel de los pimientos es muy fina y se quema fácilmente. Una vez fritos y para quitarles el exceso de aceite los posamos sobre papel de cocina y los salamos. Pasado el tiempo de cocción la carne estará tierna así que añadimos los pimientos que tenemos fritos y lo cocemos durante unos minutos todo junto.

Y ya lo tenemos. Solo falta que hayais comprado un buen pan porque lo vais a necesitar. Espero que os guste tanto como a mí.

Sugerencias y consejos:

La cantidad de tomate va un poco al gusto, a mi hacer en cantidad porque me gusta mojar, así que no me parece demasiado. Si os gusta mas seco usad menos tomate. Aunque también podéis reservar el tomate restante y usarlo en otra ocasión para otro plato, como salsa para la pasta por ejemplo, que con el sabor de este tomate estará buenísima.

No Comments