Bombón helado

El bombón helado es el pequeño postre perfecto. Aquí os contamos como hacerlos de la forma más sencilla posible. Podéis hacerlos con el molde que elijáis, cuanto más grande, más relleno puede tener, pero será más fácil que se rompa al desmoldar. Ser prudentes, y no los saquéis del molde hasta que estén bien congelados!

¡Más helados aquí!

lacucharazu-helado-bombon  lacucharazu-helado-bombon_2

Bombón helado

Preparación: 90′
  Raciones: 20
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 200 gr de chocolate negro, con leche, blanco, o candy melts
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 ml de toffe o mermelada del sabor que más nos guste.
  • 3 galletas cortadas en trozos.

Receta

¡Empecemos!

Muchas veces en la sencillez encontramos las cosas ricas, pues ésta es una de esas veces.

Para empezar tenemos que hacernos con un molde de silicona especial para bombones. Yo he usado uno con forma de cono se helado.

Para la cobertura exterior de nuestro helado yo he usado Candy melts. Para los que no sepáis que es, se trata de chocolate blanco en pastillas y en colores. Hay muchos colores diferentes y su sabor es a chocolate blanco. También podéis usar chocolate blanco, negro o con leche para postres.

lacucharazu-helado-bombon_1

Para fundir el chocolate tenemos que hacerlo al baño maria, removiendo de vez en cuando hasta que lo tengamos líquido. Una vez lo tengamos lo dejamos templar un minuto.

Ahora empecemos a darles forma. Vertemos sobre cada hueco del molde una cucharada de chocolate, cogemos el molde y lo movemos hasta que todas las paredes estén cubiertas de chocolate. Cuando lo tengamos, damos la vuelta al molde sobre un plato, para que el exceso caiga en él.

Metemos en el congelador durante media hora. Mientras tanto Preparemos el relleno. Montamos la nata, yo no le añado azúcar, ya que lo vamos a mezclar con algo dulce. Cuando tengamos montada la nata añadir dos cucharadas de lo que hayamos elegido, en este caso toffe, meclar con movimientos envolventes poco a poco. Añadir las galletas troceadas.

Sacar el molde del congelador, llenarlo con la mezcla de nata, sin llegar a cubrirlo totalmente, y volver a congelar. Si queréis podéis añadir un poco de toffe o del relleno elegido antes de añadir la nata, para que cuando le demos el bocado quede en la parte superior.

Volver a templar el chocolate que nos sobró. Pasada media hora sacamos de nuevo los bombones del congelador y cubrirmos con el chocolate que ya estará templado. Es importante que no esté caliente para que no derrita nuestra nata. Por última vez lo metemos en el congelador hasta que lo vayamos a consumir. Mínimo una hora.

Desmoldar con cuidado y listo!!

Sugerencias y consejos:

¿Os ha sobrado nata? No preocuparos, podéis comerla a cucharadas, congelarla en una tarrina y hacer helado, o usarlo como base para un tiramisú junto con unas cucharadas de mascarpone.

Podemos sustituir el toffe por lo que más nos guste, como dulce de leche, nutella, mermelada de frutas… Infinidad de cosas!

No Comments