Bacalao frito con tomate

Esta receta de bacalao con tomate es una receta desde el principio hasta el fin de nuestra madre. De hecho aquí nos hemos limitado a apuntar, probar y fotografiar 😉 Sin duda es un buen plato, de esos que te confortan y te recuerdan a la miiia mmama. Si como nosotras pensáis que no os gusta el bacalao… es mentira! Estamos acostumbrados al olor del bacalao salado que es algo fuerte, pero una vez desalado tiene un sabor suave ligeramente salado, muy apetitoso. Prometido.

 

 

Bacalao con tomate

Preparación: 40′
Raciones: 4
Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 lata grande de tomate natural triturado (750 gr)
  • 600 gr de lomo de bacalao desalado
  • harina
  • aceite de oliva
  • una pizca azúcar
  • una pizca de sal

Receta

Nosotras hemos usado bacalao salado y lo hemos desalado nosotras mismas. Para hacerlo limpiar el lomo bajo el grifo y le quitaremos el exceso de sal. Lo hemos cortado en barritas para hacerlas más cómodas de comer y además de desalará más ràpido. Dejar el bacalao sumergido en agua durante 48 horas, se la cambiaremos varias veces al día, unas dos o tres es suficiente. Ya tenemos nuestro bacalao desalado.

Freir el tomate en un cazo junto con un chorrito generoso de aceite de oliva, la pizca de sal y y la pizca de azúcar. Cuando esté listo reservar.

En una sartén vamos a añadir aceite de oliva, aquí vamos a dorar el bacalao así pues será suficiente con uno o dos dedos de aceite. Pasar los lomos de bacalao por harina  y freirlo cuando el aceite esté caliente. Bastará con dorarlo por cada una de sus caras. En un plato con una servilleta encima quitaremos el exceso de aceite de la fritura y reservar.

Unos minutos antes de comer añadiremos el bacalao al tomate ya frito y lo dejaremos a fuego lento durante unos 5 minutos. No os paséis de tiempo o el bacalao puede quedar muy seco, ya que ya está cocinado 😉 A comer!!

Para acompañar hemos frito unos pimientos del padrón, unos pican y otros no. Para freirlos hemos añadido en una cacerola con tapadera, un dedo de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadir todos los pimientos y tapar, mover de vez en cuando. ¡Y listo!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

No Comments